Las 1000 grullas

1 minute read

Hay mucha gente que opina que lo mejor de viajar es ver cosas nuevas, lugares soprendentes que no imaginarías ni en sueños, culturas distintas, colores, paisajes, ciudades… yo soy de los que opinan que lo mejor de viajar es conocer gente; gente que transmite ideas, sueños, ambiciones… En uno de esos viajes que he dado por la vida conocí cierta persona tan soñadora como yo y que sabía que tenemos poder para cambiar el mundo en algo mejor, que los pequeños gestos sirven de algo.

Hoy, ella, me mandó un correo sobre la iniciativa Las 1000 grullas. El proyecto de una japonesa residente en Madrid cuyo único interés es animar a los suyos que se encuentra tan lejos y en estos momentos tan trágicos.

Porque la fe en la humanidad es algo que no podemos perder y son estos pequeños gestos insignificantes los que te hacen pensar que todavía queda gente maravillosa… [caption id=”attachment_823” align=”aligncenter” width=”300” caption=”¿Te apuntas?”]Grulla sobre fondo negro[/caption]

P.D: Y en estos días de manipulación mediática donde cada bando nos vende su versión y la rapidez frenética de noticas hace que las cosas pasen demasiado fugaces, es inevitable recordar a ese humorista gráfico al que nunca le llegué a pillar el punto pero que durante más de un año exponía en sus tiras cómicas “Pero no te olvides de Haití”. Creo que es invitable que hoy, entre otras muchas cosas, no nos olvidemos de Libia…