Ayer vinieron los Reyes

1 minute read

Sí, sonará raro, pero ayer al salir de mi cuarto a comprar tenía un regalo esperando en mi puerta. Estaba sin firmar así que no sé de quien es, supongo que de algún Rey Mago que se olvidó de ponerme alguna cosilla en Enero. Me levanté de mala hostia, la que estoy gastando últimamente sin ningún tipo de razón; la primavera, que hay a gente que le pone en celo y a mi, me saca ese mal humor que nunca he tenido, en fin, será la combinación de primavera con un tiempo que no acompaña.

El caso es que salía de casa para ir a comprar, y ahí estaba, un pequeño regalo cuya cita era “Nunca me metería en tu cama sin un buen perfume”, o eso parece porque la letra no es muy buena que digamos… No penséis mal, que no es que me meta a cualquiera en la cama, es una coñita que tenemos por aquí, que me da rabia que se metan en ropa de calle a mi cama (normal, desde mi punto de vista). ¿Y que había dentro? Pues como era de esperar, un perfume, o colonia, nunca he sabido la diferencia.

Así que nada, agradecer desde aquí a ese Rey Mago, que arrancó una sonrisa de esta agria cara y que no se preocupe, que nunca he recibido un regalo sin dar nada a cambio, ya le tocará a él o ella… :)

Perfume o colonia regalado